VOCES EN RESISTENCIA
CANTES DE VIDA Y REBELDÍA
Voces en resistencia. Público entregado.Dueños de voces ricas en pasión, autenticidad, hálito desobediente y compromiso, José El Cabrero y su hijo, Emiliano, la armaron en Zentral, donde comparecieron perfectamente armados de razones para ello; demostrando que la aleación entre música, inconformismo y poesía continúa siendo un arma cargada de futuro: llenando la sala de inmejorables vibraciones y cosechando una notable asistencia.

La velada arrancó con la comparecencia de la banda comandada por Emiliano Domínguez Zapata, quien, voz y sentimiento a flor de piel -de casta le vine al galgo-, protagonizó el mejor preámbulo posible, haciendo gala de arte, maneras y pedigrí al frente de los suyos: derrochando solvencia a espuertas a la hora de defender sus composiciones, armadas sobre poemas musicados como Caravanas de tristeza (Antonio machado); La guerra, madre (de Miguel Hernández, escrita para su madre desde el frente); o Las palabras y Alguien -de Mario Benedetti-, dedicada esta última al pueblo palestino ante los aplausos de los presentes: unas composiciones que, incluidas en el CD Poesía en Resistencia, retumbaron en las almas del respetable denotando pulsión y latido… en todos los sentidos. Lo mismo que otras no incluidas pero que también encontraron no solo su espacio, sino también el beneplácito general. Y tras semejante entrante, llegó el momento verdaderamente esperado: el de la actuación del legendario cantaor José Domínguez El Cabrero, irrepetible icono del cante jondo y, pese a que se le trate de silenciar, una de las personalidades más significativas que ha dado el flamenco en los últimos 25 años.

Autor de la letra del hit Como el viento de Poniente de Marea (he aquí cómo supimos de él algunos), el explosivo y característico timbre de El Cabrero pulsó la noche en sus inicios por soleás, propulsándola acto seguido por malagueñas, rondeñas y seguiriyas, apoyándose en la complicidad del guitarrista; con este, el tocaor, cabalgando ya al trote, ya al galope por los raíles de cuerda, garabateando excelsas sensaciones. Pero, pese a ser buenas las cositas brindadas en la totalidad de las ocasiones, lo mejor llegó de manos de los fandangos, representando el punto álgido de la velada: y todo ello bañado por el carácter irreverente, provocativo e iconoclasta de las letras, realmente celebradas y aplaudidas por la sala.

Procedentes de la cara B de Andalucía, la que no divierte ni sale en postales ni en anuncios publicitarios que prometen felicidad, Zapata y El Cabrero incendiaron Zentral con su propuesta, demostrando ir en la buena dirección. A la contra. En la dirección socialmente incorrecta, dejando claro el segundo, rara avis por excelencia desde el principio de su dilatada trayectoria, su condición de Quijote del flamenco, mostrándose de lo más comunicativo y filosófico en todo momento. ¿Interpretación a destacar? Si se calla el cantor, composición que dedicó a Kutxi Romero, presente en la sala; a su banda y al padre del de Berriozar, igualmente entre el público… Entre un respetable que, sintonizando con los artistas a la perfección, disfrutó de sus cantes de vida y rebeldía. Pura vida. 

La música y la poesía para expresar sentimientos y experiencias vividas: El Cabrero, una leyenda viva del flamenco, un artista forjado en mil noches de cante jondo y Emiliano Domínguez Zapata, joven cantautor andaluz que ha hecho con su primer disco, Poesía en resistencia, un cuadro musical, una escultura de música y poesía.

Dos voces y ecos afines al servicio de estilos musicales diferentes pero con las mismas armas: la palabra clara, el mensaje directo, la pasión, la hondura, la autenticidad y el compromiso.

En la primera parte, poesía. De Miguel Hernández, Antonio Machado, Rafael Alberti, Luis Cernuda, Mario Benedetti… (Alguien limpia la cela de la tortura, que no quede la sangre, ni la amargura…) Guitarras distorsionadas, bajo, batería, teclados y la voz grave, sólida y precisa de Emiliano Domínguez Zapata dibujando tantos paisajes musicales como poemas, porque la música, para él, siempre debe de estar al servicio de los versos.

El Cabrero nunca ha cambiado de formato musical, voz y guitarra. Seguiriyas, bulerías, tonás, fandangos, soleares (Cuando hay algo que decir, no se puede uno callar, porque callar es morir). Hoy un icono del flamenco, uno de los grandes maestros en activo; durante cuarenta años un ejemplo de compromiso, coherencia y de resistencia. Sin apoyos mediáticos ha demostrado que no es preciso recurrir a la fusión para atraer a los no iniciados en el arte jondo, de todas las edades, hacia el flamenco más ortodoxo y hacerlos vibrar con su cante sin aditivos.

GIRA 2015/2016
MADRID | BENALMÁDENA | VITORIA-GASTEIZ | PAMPLONA | SALAMANCA | BILBAO | MARINALEDA | BARCELONA | HUELVA | CÁCERES | BADAJOZ | MÁLAGA... En abril daremos todas las fechas de la gira
| LINE UP |
Emiliano Domínguez ZAPATA voz y teclados, Joaquín Sainz guitarra, Javi Baena bajo, Alberto Moreno "El Cucharillas" batería
EL CABRERO está acompañado a la guitarra por Rafael Rodríguez
Duración: 120'
 
Productora & Discográfica
ATÍPICOS UTÓPICOS S.L.
Valencina de la Concepción (Sevilla)
+34 955727712 | 667575868
info@atipicosutopicos.com
www.atipicosutopicos.com